LA EDUCACIÓN ESTÁ REZAGADA EN LA REGIÓN PESE A LA ALTA INVERSIÓN

Periódico Página Siete, La Paz, 29/10/2017 - Jerónimo Giorgi  / Latinoamérica 21.

A pesar de que el promedio de la inversión en educación es similar al de los países desarrollados, el gasto por alumno en la región es menor, ya que un gran porcentaje del presupuesto se destina a salarios.

En las últimas décadas América Latina y el Caribe han ampliado fuertemente el acceso a la educación. Pero a pesar de los importantes avances logrados, la región ha sido incapaz de alcanzar a los países con niveles similares de desarrollo en términos de años de educación y aprendizaje. 

Según el estudio Aprender Mejor; Políticas públicas para el desarrollo de habilidades, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), mientras en la región el 30% de los alumnos de cuarto grado alcanzan un estándar mínimo de habilidades matemáticas básicas, en países con niveles similares de matriculación escolar y desarrollo ese nivel es alcanzado por el 66% de los niños.

En la actualidad, el acceso a la escuela primaria en América Latina es prácticamente universal, y tres de cada cuatro niños se matriculan al ciclo secundario. De hecho, según el Programa Internacional para la Evaluación de Alumnos (PISA), en Brasil, Chile, México y Perú -los únicos cuatro países con datos entre los años 2000 y 2015- el porcentaje de alumnos con bajos resultados en matemática y lenguaje disminuyó 14%. Por lo tanto, es claro que la región ha mejorado considerablemente.

Pero si bien la calidad de la educación en la región avanza, ésta también lo hace en el resto de las regiones, por lo que la brecha no presenta una reducción considerable. Esto se refleja en los resultados del Programa PISA del año 2015, donde los 10 países de América Latina que participaron -entre un total de 72 países-, se ubicaron en la parte inferior del ranking.

Además, las habilidades de los latinoamericanos no son solamente bajas en comparación con otras regiones, sino que "están distribuidas de forma desigual entre los hogares de bajos y altos ingresos”. 

Según el Programa Regional de Indicadores de Desarrollo Infantil (PRIDI), que mide las habilidades socioemocionales, cognitivas y de lenguaje de niños de Costa Rica, Nicaragua, Paraguay y Perú, los niños provenientes de hogares de altos ingresos alcanzan entre 40 y 60 puntos más que los nacidos en hogares de bajos ingresos. En la adolescencia, las brechas en matemática, lectura y ciencias se acentúan aún más, lo que termina por definir las fuertes diferencias en la adultez.

Si bien la inversión suele ser identificada como uno de los principales motivos, según el estudio no parece ser así, ya que en promedio, América Latina destina cerca del 5% del PIB en educación, porcentaje similar al de los países desarrollados. A pesar de ello, la región está rezagada en cuanto al gasto por alumno, ya que un porcentaje importante del presupuesto se destina a salarios. 

Según el estudio, la región debería invertir más recursos en el desarrollo de habilidades, pero el espacio para aumentar el gasto se ve limitado por el ritmo del crecimiento económico. Por ello, es fundamental que los gobiernos se centren en "gastar los recursos actuales de manera más efectiva”.

Además de la inversión pública, también hay una importante inversión privada por parte de las familias en la educación de sus hijos. El hogar promedio de América Latina y el Caribe destina alrededor del 7% de su presupuesto a gastos relacionados con el desarrollo de habilidades, a diferencia del 6% destinado por los hogares de Estados Unidos. 

Esto es notorio, ya que en la región el 22% de los alumnos asisten a escuelas privadas, mientras que en Estados Unidos lo hace apenas el 8%. Esta inversión de las familias en educación se debe a que en América Latina el retorno económico de la educación es significativo, ya que cada año adicional de estudio representa un aumento del 9,6% del salario en el futuro.

http://www.paginasiete.bo/inversion/2017/10/29/educacion-esta-rezagada-region-pese-alta-inversion-157472.html