SOCIALIZAN LEY PARA PROTECCIÓN A HIJOS DE PRIVADOS DE LIBERTAD

Periódico El País, Tarija, 26/07/2017.

Con amplia participación de instituciones y organizaciones que trabajan la temática de derechos humanos y población penitenciaria, como ser el Colectivo de Derechos Humanos, Aldeas Infantiles SOS,

Defensoría de la Niñez y Adolescencia, Régimen Penitenciario, Servicio Departamental de Gestión Social (Sedeges), Asamblea Permanente de Derechos Humanos, Comisión de la Niñez del Concejo Municipal, Defensoría del Pueblo y la representante de la diputada Ginna Tórrez, este lunes 24 de julio se realizó la socialización del proyecto de ley “Protección de los niños y niñas hijos de privados de libertad”.

La asambleísta de Unidad Departamental Autonomista (UD-A), María Lourdes Vaca, presidenta de la Comisión de  Derechos Humanos de la ALDT, destacó la participación institucional y de la sociedad civil para el enriquecimiento de ese proyecto de ley, que tiene el objetivo de establecer programas de protección y atención integral a un sector de la niñez y adolescencia que se encuentra en situación de alto riesgo.

“Los aportes y experiencia de instituciones y organizaciones que han venido trabajando con la población de personas privadas de libertad, y, en particular con sus hijos menores de edad, son fundamentales y serán incorporados a este proyecto de ley o a otros que se propongan. Ese es el objetivo de este proceso de socialización, que la sociedad se involucre, enriquezca la propuesta y se trabaje de manera coordinada para lograr su concreción”, manifestó Vaca.

El análisis permitió evidenciar factores estructurales que inciden en la situación de desprotección de los niños y niñas hijos de privados de libertad, como ser la retardación de justicia y las altas cifras de detenidos preventivos.

“Este proceso de socialización se ha iniciado también con la población directamente involucrada como son las personas privadas de libertad, y se mantendrá como una línea de trabajo de esta Comisión”, concluyó la Asambleísta.

Actualmente, en el penal de Morros Blancos existen 15 niños y niñas menores de seis años que permanecen con sus madres al interior del recinto penitenciario, sin embargo, la población de hijos e hijas de personas privadas de libertad, menores de 18 años, es mucho mayor y se encuentra invisibilizada.

Los niños que viven fuera del penal se encuentran permanentemente desprotegidos, porque el cuidador (familiar u otro) sale a trabajar y en algunos casos es negligente. Existe un ciclo de conductas delictivas y situación de calle para muchos de ellos y ellas por falta de control de los referentes afectivos.

Se estima que, en el mundo, hay más de un millón de niños encarcelados, según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por sus siglas en inglés). Estudios de la Defensoría del Pueblo del año 2012 evidencian que existen niños viviendo con sus progenitores en las cárceles de Bolivia, lo que conlleva a graves consecuencias para su desarrollo cognitivo, sicológico y emocional, además de constituirse en grave riesgo para su integridad. 

Se lograron detectar dificultades de aprendizaje, abandono y bajo rendimiento escolar; niños con discapacidad que no reciben educación especial. La mitad de los niños presentaron problemas mentales y emocionales, algún grado de desnutrición y problemas de salud física.

ONU: en Bolivia hay más mujeres encarceladas

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) expresó su preocupación por las mujeres privadas de libertad en Bolivia y alertó que la población femenina es superior a la de otros países de la región. Hasta junio de 2017, el 7,9 % de todos los recluidos en cárceles de Bolivia eran mujeres, lo que supone más de 1.300 personas.

La institución explicó que las mujeres ingresan en la cárcel principalmente por delitos menores, no violentos y de “baja relevancia social” como el microtráfico de drogas.

http://www.elpaisonline.com/index.php/2013-01-15-14-16-26/sociedad/item/262396-socializan-ley-para-proteccion-a-hijos-de-privados-de-libertad