RIGE NORMA QUE FACILITA ADOPCIÓN DE UNOS 7.000 NIÑOS DE LA PAZ

Periódico Página Siete, La Paz, 03/07/2017 - Verónica Zapana S.

Foto: En una casa de acogida, una de las educadoras cuida a los bebes. Archivo / Página Siete. 

El trámite a seguir comenzará en agosto. En adelante ese proceso no debe durar más de cuatro meses. Un protocolo busca agilizarlo

Desde hace dos años  Óscar y su esposa Karen están ansiosos por adoptar  a un niño. Habían cumplido con todos los requisitos, pero  lamentablemente no existía un protocolo normativo basado en la Ley 548 Código Niño, Niña Adolescente para ello. Sin embargo, esa espera ahora está a punto de concluir, ya que la norma fue emitida hace dos meses y se efectivizará desde agosto. 

 "Nosotros no podemos tener un hijo. Hicimos de todo pero nada funcionó. El médico nos dijo que nos resignáramos y que busquemos otra alternativa. Por eso, decidimos adoptar a  un niño.

Sabíamos que no era fácil, pero no  creíamos que este proceso era un calvario. Ojalá nuestra espera se efectivice muy pronto”, afirma Óscar.    

El  jefe de la Unidad de Certificación Bio-psicosocial del Sedeges, dependiente de la Gobernación de La Paz, Isidro Fernández, confirmó  que desde 2014 se paralizaron los procesos de adopción porque no había la norma  basada en la Ley 548 que instruya el protocolo de adopción. Sin embargo, aclaró que  a partir del 22 de mayo ya se tiene la Resolución Ministerial 049/2017,  con la cual se viabiliza ese proceso.

"La  socialización de ese documento normativo concluyó  el 9 de junio (...) y amparados en esa disposición, nosotros  como Sedeges elaboramos la Resolución Administrativa 139/2017  emitida el pasado 23 de junio para que ese proceso sea accesible, pero con mucha exigencia”, remarcó.

Afirmó que producto de la falta de norma desde 2014 -año en que se promulgó la Ley 548-  los hogares se llenaron de  niños de entre cero y 18 años. "Los 38 centros de acogida -entre públicos y privados-que hay en  La Paz están hacinados.  En ellos  hay   entre 6.000 y 7.000 niños y adolescentes”, lamentó Fernández.

Aseguró que desde 2016 a la fecha sólo dos niños fueron adoptados, por orden de los juzgados de la Niñez y Adolescencia  aunque no se sabe bajo qué norma. Además que unas   250 personas pasaron los cursos de padres adoptantes y 50 de ellos ya realizaron hasta su prueba biopsicosocial, es decir que están listos  para adoptar.

En febrero de este año, Página Siete informó que producto de la falta del protocolo  unas 300 carpetas de adopción  están archivadas en los juzgados de La Paz y El Alto, casos que corresponden sólo a esas ciudades y no a provincias.

Protocolo

Fernández explicó  que el  nuevo protocolo  indica qué funciones deben cumplir instituciones como la Defensoría de la  Niñez dependiente del Municipio, el Sedeges, como instancia técnica departamental de política social, los Juzgados de la Niñez y Adolescencia y los Centros de Acogida, para agilizar un proceso de adopción.

Según, la Resolución a la que tuvo acceso Página Siete, esta disposición busca realizar la articulación interinstitucional y el trabajo interdisciplinario de los cuatro actores antes mencionados, "para el efectivo ejercicio del derecho a la familia sustituta de niñas, niños y adolescentes”

Además,   con esa disposición  existe una  guía específica para cada operador que facilite el óptimo desarrollo de los procesos de adopción nacional. "Eso debido  a que con la anterior ley (2026), cada región e institución trabajaba de forma separada y con diferentes normativas”, destacó Fernández.

Esta nueva norma instruye a  la Defensoría de la Niñez elaborar una lista de todos  los niños que están en situación de adoptabilidad, en función a esa nómina  el Sedeges elabora un informe técnico para determinar la situación legal del infante o niño, luego remite ese informe a los Centros de Acogida, donde se hace la verificación de los documentos.

Después, la lista nuevamente pasa a manos del Sedeges para hacer una segunda evaluación. "En función a esos datos se realiza la reunión del Comité de Pre asignación Administrativa donde se convoca a los centros de acogida para realizar la preasignación de acuerdo a la familia solicitante  de forma transparente”, explicó Fernández.

La Resolución 139/2017 establece  el procedimiento de preasignación. 

Este documento  se lleva  a la Defensoría de la Niñez, para que elabore una nota de demanda  de adopción nacional en el Juzgado de la Niñez y Adolescencia. Ahí el juez debe revisar la documentación y convocar a una audiencia para realizar la  asignación judicial y luego la visita pre adoptiva donde se dará el primer contacto con el niño y si todo va bien, se dicta la adopción y el seguimiento post adoptivo se hace  hasta los 18 años  no sólo dos como estaba establecido antes.

Es decir, explicó, que ya no se le da tanta carga al juzgado y es más el Sedeges el que se convierte en el "tutor” de ese proceso. "Con estos pasos, el niño debe ser adoptado máximo en cuatro meses”, destacó Fernández.

Requisitos  para adoptar  a un niño

  • Nacionalidad La persona que busca adoptar debe acreditar que es  de nacionalidad boliviana con su certificado de nacimiento.

  • CertificaciónSi la persona es casada o vive en unión libre debe acreditarlo con certificado emitido por el SereciI, al igual que el documento de solterío.

  • Otros También certificado de FELCV, de Rejap y bioppsicosocial del Sedeges.

  • Participantes de cursos de padres se redujo en un 30%

Este año, a comparación de 2016, la inscripción de participantes que buscan la adopción de un niño se redujo en un 30%, informó el Servicio Departamental de Gestión Social (Sedeges).

"Este año bajó la demanda de participantes para ser capacitados  y eso es porque saben que no había protocolo y por consiguiente adopciones. De los 50  que se inscribían en 2016 a cada curso, actualmente son 30 los que participan en cada convocatoria de éste año”, dijo preocupado el jefe de la Unidad de Biopsicosocial del Sedeges, dependiente de la Gobernación, Isidro Fernández.

Aseguró que una vez que la gente sepa  que ya existe el protocolo, muchos buscarán  información para inscribirse al tercer curso de padres y/o madres adoptantes. El mismo inició ayer  en la Sala de Reunión del Sedeges  en la calle Raúl Salmón entre las calles 2 y 3 de la zona de Octubre #100.

Aseguró que con la nueva Ley 548 de Código Niño, Niña Adolescente, pasar  este curso es muy importante para el proceso de adopción, ya que el certificado que se otorgará al final del mismo es un requisito  para la adopción.

Además, remarcó, que existen otros requisitos (ver punteo). Una vez que la persona cumpla con éstos, el Sedeges les realiza el estudio biopsicosocial. Ahí los evalúan psicológicamente, es decir si tienen  el grado de tolerancia, si tienen capacidad de expresar valores, hábitos y estilos de vida.

También si cuentan con alimentación y espacio físico  para tener al niño o niña.

Asimismo, pasan por una evaluación médica para descartar enfermedades como diabetes tipo dos, cáncer, males neurológicos y otros.

Tras  adopción, un niño fue devuelto  y le generó traumas

José (nombre ficticio), un niño de cinco años, fue adoptado por una familia hace un par de años.

Sin embargo, el pequeño fue devuelto, porque los adoptantes no aceptaban el origen del pequeño.

"La familia adoptiva no quiso aceptar al niño por la familia de origen que tenía y por eso quisieron devolverlo. Incluso argumentaron que falsificaron los documentos de adopción, pero según las indagaciones ellos sí contaban con el documento”, relató acongojado el jefe de la Unidad de Biopsicosocial, Ismael Fernández.

Debido a ello, el pequeño fue rescatado por esa familia. Sin embargo, ese proceso es muy traumático para el niño porque ya tenía conciencia de su vida. "Quizá pueda entender el primer rechazo, pero el segundo puede generar traumas que ni las terapias psicológicas lo ayudan”, aseguró Fernández.

José  vivió dos años con esa familia, ahora  a los ocho años retornó al centro de acogida donde estaba antes y sigue una terapia psicológica. 

"Pese a que no son frecuentes las devoluciones de los niños aún ocurre en nuestro país”, remarcó el funcionario. Aseguró que la gente se acoge a la revocatoria de la  norma, porque seguramente "no estaban preparados para eso”, por eso, aseguró que la actual Ley 548 no prevé esa acción, es decir, la devolución.

Por ello, actualmente la norma es más rigurosa al momento de evaluar psicológicamente a la persona que busca  ser un padre adoptivo. "Si  todavía no han resuelto  su personalidad y creen que adoptar a un niño es  una forma de sustituir alguna persona, llenar un  vacío,  trauma o conflicto ese individuo es rechazado”. remarcó la autoridad.

http://www.paginasiete.bo/sociedad/2017/7/3/rige-norma-facilita-adopcion-unos-7000-ninos-143178.html