CAUSAR QUEMADURAS A NIÑOS ES UN CASTIGO HABITUAL EN ÁREA RURAL

Periódico Página Siete, La Paz, 21/04/2017 - Verónica Zapana S.

Foto: Autoridades y juntas vecinales asumieron ayer compromisos en defensa de la niñez.

Colocar cuchara caliente en la boca de un niño, echarles alcohol, gasolina o querosén son prácticas “correctivas” culturales que aún se practican en el país.

Colocar una cuchara caliente en la boca de un niño que ha mentido o echarles en las manos alcohol, gasolina o querosén y quemarles las manos por haber levantado dinero  son prácticas "culturales” violentas que aún están presentes  en el país, según un estudio de la ONG Visión Mundial.

Por eso la organización y el Gobierno firmaron ayer  una alianza para eliminar la violencia del entorno de infantes, niñas y niños,  con diferentes tareas, una de ellas es crear la Secretaría de Protección a la Niñez, dirigida por un vecino de cada barrio.

El gerente de política pública  de Visión Mundial, Franklin Santander, contó que la organización realizó un estudio cualitativo en 42 municipios para identificar las prácticas violentas culturales que sufren los niños. "Más que números, quisimos conocer, mediante encuestas y charlas, cuáles son esas prácticas más comunes. Ahí se identificó que los padres aún usan la cuchara caliente en la boca de su hijo, si el pequeño mintió”, afirmó.

Otra de las prácticas que se usa es amarrarles las manos, rociarlas con alcohol, querosén o gasolina y quemarlas, si hallan que el niño levantó dinero.

"Eso se ve más en el área rural y en las zonas periurbanas”, destacó Santander. Afirmó que eso sucede porque los padres tienen poca educación.

Además, aseguró que el castigo con quimsacharani es el más común que se identificó. "La  violencia tiene tres causas: la directa (que es la que se realiza) con agresiones directas  (sin motivo),  la cultural, que es la que se naturalizó y ya no parece ajeno y la estructural, que pasa por problemas económicos”, dijo.

En Bolivia, nueve de cada 10 niños han sufrido alguna vez algún tipo de violencia. La más común es la psicológica, seguida de la física y la sexual. "El hogar es el principal espacio donde sufren más violencia, los niños deben cuidarse de sus progenitores. También sufren violencia en las escuelas y en la comunidad”.

Ante esa situación, Visión Mundial lanzó el plan denominado "Necesitamos de todo el mundo para eliminar la violencia contra la niñez”. Este plan será aplicado en alianza con el Gobierno nacional, a través del Ministerio de Educación, el Viceministerio de Seguridad Ciudadana y el de Igualdad de Oportunidades, y también de las juntas de vecinos. "La idea es que todos tengan una responsabilidad respecto al cuidado de la niñez”.

En los barrios  se crearán las secretarías de protección  a la niñez. "Cualquier vecino puede ser el referente vecinal al cual acudir para informarle que un vecino está golpeando a su hijo”, explicó.

Este secretario acudirá a la Policía para realizar una denuncia.

Por otra parte, también se creará el Programa Guardianes, que consiste en capacitar a los padres para que se involucren en la protección de los hijos en las unidades educativas.

También se busca implementar "las escuelas seguras y amigables”. Ahí se busca reducir el bullying, por lo que se  identificará a niños "escuderos” para que generen alertas si hay acciones violentas con sus amigos y los maestros generen políticas antibullying.  Santander  resaltó que los primeros resultados de este plan se verán en al menos dos años.

UCB investigará sobre  situación de la violencia

 Página Siete  / La Paz

La Universidad Católica Boliviana (UCB) San Pablo suscribió ayer  una alianza con la organización  Visión Mundial, Procosi y el Gobierno nacional con el propósito de determinar el estado de situación de la violencia contra la niñez en el país.

"Se formaliza un importante componente de la investigación que encarará nuestra universidad (...) sobre el estado de la violencia infantil en toda Bolivia”, afirmó el rector regional La Paz de la UCB, Marcelo Villafani Ibarnegaray. El documento se firmó al lanzar la campaña "Necesitamos a todo el mundo para eliminar la violencia contra la niñez”, de Visión Mundial.

Se conformarán diferentes grupos focales "para que ellos expresen su sensación sobre la violencia infantil”, para conocer "dónde ocurren los hechos, cuáles son las razones y las causas, y cuáles son las oportunidades para salir de esta situación”.

La campaña iniciada tiene el apoyo de organizaciones sociales y del Gobierno nacional para establecer una "línea base para iniciar nuestras acciones”, porque la "campaña no es para un año, es de largo aliento; necesitamos de todo el mundo para eliminar la violencia infantil”.

Explicó que la investigación "incluirá las percepciones de todos los actores de los diferentes entornos protectores de niños, niñas y adolescentes”: madres y padres de familia, comunidades educativas, agentes de salud, representantes del Servicio Departamental de Gestión Social (Sedeges), gobiernos municipales y juntas vecinales, entre otras organizaciones.

Aparicio: Los niños  víctimas  agredirán en su adultez

Página Siete /  La Paz

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Carlos Aparicio Vedia, afirmó que la violencia física, psicológica y sexual contra los niños puede tener repercusiones cuando  sean adultos. 

Ese "niño dentro de su frustración va a reflejar maldad, ese ser humano ya adulto reflejará aspectos también violentos, pero sobre todo puede ser un hombre de mal”, acotó.

Por ello sugirió a los padres de familia "tomar conciencia en la crianza de sus hijos”, a los profesores que puedan "dimensionar su responsabilidad” y a la sociedad "tomar conciencia a la hora de tratar con niños”. 

La autoridad dijo que hay un compromiso con la represión a quienes cometen delitos contra la niñez, así como con labores de prevención.

Ayer, la ONG Visión Mundial, que viene desarrollando en los últimos años labores en favor de la protección de la niñez de Bolivia,  suscribió un acuerdo con la Confederación Nacional de Juntas Vecinales de Bolivia  (Conaljuve), con el fin de crear secretarías de protección a la niñez en cada barrio urbano y periurbano del país, además, implementar un sistema de alerta temprana para enfrentar el desafío de poner fin a la violencia en contra de los niños y niñas.

La dinámica de trabajo entre las juntas vecinales y Visión Mundial  hará frente al maltrato y abuso infantil en  cada distrito o zona que conforman las federaciones departamentales, municipales y coordinadoras trabajará con los niños y niñas como protagonistas de su autoprotección, padres y madres de zonas urbanas y periurbanas con el fin de que exista un control en el resguardo de las familias y de los derechos y garantías para la niñez.

http://www.paginasiete.bo/sociedad/2017/4/21/causar-quemaduras-ninos-castigo-habitual-area-rural-135137.html