EL DÍA DE LA NIÑEZ BOLIVIANA

Periódico El Potosí, Potosí, 12/04/2017.

El 12 de abril es en Bolivia el día dedicado a la niñez. Lo es desde que así lo dispusiera en 1955 el gobierno por entonces encabezado por Víctor Paz Estenssoro porque en esta fecha en 1952 la Organización de Estados Americanos (OEA) y Unicef redactaron la declaración de Principios Universales del Niño.

Dos años después, en 1954, la iniciativa de la OEA tuvo eco en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), lo que se plasmó en una resolución de la Asamblea General de ese año mediante la que se exhortaba a los países miembros que instituyeran el Día Universal del Niño.

Como resultado de esas diversas iniciativas, se ha impuesto cierta confusión que, como ocurre con otras fechas similares, da lugar a la dispersión de esfuerzos y a que se desvirtúe el propósito original de jornadas enfocadas en un tema principal. A eso también contribuye la deplorable tendencia a dar un sesgo comercial y consumista a fechas que, como ésta, terminan siendo banalizadas por la mercadotecnia y su inclinación a frivolizar hasta los asuntos más serios.

A pesar de ello, y aunque la manera actual de celebrar el Día del Niño se haya alejado del espíritu original, no deja de ser oportuno aprovechar la ocasión para reflexionar sobre la manera como cada país, cada departamento y municipio, e incluso cada institución, familia y persona, está contribuyendo a mejorar o empeorar las condiciones de vida de la niñez.

Esa tarea, por supuesto, se refiere a algo mucho más que los actos demagógicos en los que por unas breves horas se escenifican actos de “homenaje” a la población infantil, se la agobia con regalos las más de las veces superfluos o se finge una preocupación que se diluye en cuanto terminan las celebraciones.

Es, precisamente, frente a ese tipo de actos que se debe dar paso a ensayar una evaluación serena y objetiva sobre la manera como estamos afrontando el bienestar de la niñez, y se lo puede hacer recuperando lo que en el país se ha hecho al respecto. Así, Bolivia, como todos los países de la región, ha logrado notables mejoras durante los últimos 34 años, cuando uno de los primeros y más importantes actos del gobierno del Dr. Hernán Siles Zuazo fue sentar las bases de una muy sólida política pública de salud y educación infantil, especialmente en las áreas rurales del país. Así se inició un proceso permanente de disminución de las tasas de mortalidad y aumento de esperanza de vida y educación.

Asimismo, ha habido avances importantes respecto a la protección de los derechos de la niñez y la adolescencia, así sea que se mantenga una tendencia a tratar de descubrir siempre algo nuevo en vez de dar continuidad a iniciativas, y a incentivar una visión autoritaria de las normas.

Sin embargo, y a pesar de lo anterior, es igualmente evidente que las tareas pendientes son todavía enormes y no hay posibilidades reales de afrontarlas con  éxito si no dedican más esfuerzos y recursos materiales y humanos para mejorar la calidad de vida, y por consiguiente las posibilidades de desarrollo futuro, de quienes están dando sus primeros pasos en la vida, y se otorga a la atención a la niñez un sitial de política pública.

http://elpotosi.net/opinion/20170412_el-dia-de-la-ninez-boliviana.html