MARCO NORMATIVO E INSTITUCIONAL A FAVOR DE LA NIÑEZ

Toda la normativa a favor de la Infancia, Niñez y Adolescencia (INA) se encuadra en el marco de la Convención sobre Derechos del Niño (CDN). Teniendo como marco la CDN, el Estado Plurinacional de Bolivia ha puesto en marcha el desarrollo de diferentes instrumentos legales para lograr el pleno ejercicio de los derechos de la INA de Bolivia.

MARCO NORMATIVO E INSTITUCIONAL A FAVOR DE LA NIÑEZ

Toda la normativa a favor de la Infancia, Niñez y Adolescencia (INA) se encuadra en el marco de la Convención sobre Derechos del Niño (CDN). Teniendo como marco la CDN, el Estado Plurinacional de Bolivia ha puesto en marcha el desarrollo de diferentes instrumentos legales para lograr el pleno ejercicio de los derechos de la INA de Bolivia.

DERECHOS

El año 1989 supuso un hito en materia de Derechos de la Infancia, Niñez y Adolescencia (INA). El 20 de noviembre de dicho año, la Asamblea General de Naciones Unidas aprobó la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) como instrumento internacional que reconoce a los niños y niñas como agentes sociales y como titulares de sus propios derechos.

La CDN recoge los derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos de todos los niños y niñas e involucra tanto a los gobiernos, como a padres, profesorado, profesionales de la salud, personal investigador y a los propios niños y niñas en el cumplimiento de todos los derechos que contempla.

Los gobiernos, con la ratificación o adhesión a la Convención, se comprometen a proteger y asegurar los derechos de la INA y trabajan para implementar las medidas y políticas necesarias para proteger el interés superior del niño.

Desde la Estación de Conocimientos se plantea llevar a cabo una profundización sobre el estado de los Derechos de la INA en Bolivia en los diferentes ámbitos con el fin de contribuir a que todos los niños, niñas y adolescentes del país gocen de un pleno ejercicio de sus Derechos.

Los derechos pueden agruparse en cuatro grandes ámbitos:

1.- Supervivencia

La consecución de este derecho exige el acceso a recursos, capacidades y contribuciones necesarias para la supervivencia de niños y niñas. Dentro de este derecho se incluye el derecho a la vida, al más alto nivel de salud, de atención médica, acceso a una alimentación adecuada y al agua potable.

Para garantizar el derecho a la supervivencia se requiere la disponibilidad y acceso a los recursos materiales, servicios básicos, protección y cuidado de los niños y niñas.

Los resultados en salud y nutrición de la INA, pueden ser medidos por las tasas de mortalidad infantil (TMI) y de la niñez (TMN), tasas de desnutrición de niños menores a tres años, y la prevalencia de enfermedades diarreicas y respiratorias.

El ámbito del Derecho a la supervivencia incluye derecho: 

1. A la salud y a la atención de salud.

2. A la alimentación y complementación alimentaria.

3. A la disponibilidad de agua y saneamiento básico, como insumos para garantizar la salud y el bienestar.

En materia de Supervivencia, el Comité de los Derechos del Niño destaca como avances la adopción del Seguro Nacional de Maternidad y Niñez, el aumento de la cobertura de la atención primaria de salud incluido el Seguro Universal Materno Infantil (SUMI) y la formulación de planes y programas nacionales tales como el Plan Estratégico para mejorar la Salud Materna, Perinatal y Neonatal así como la promoción del Modelo de Salud Familiar Comunitaria Intercultural, el Programa Nacional de Salud Sexual y Reproductiva, la Ley de Fomento a la Lactancia y el Programa Desnutrición Cero.

2.- Protección

La Declaración de los Derechos del Niño establece que "el niño, por su falta de madurez física y mental, necesita de protección y cuidados especiales", por tanto, se debe prestar particular atención al derecho que tienen los niños a la Protección de todas las formas de violencia, abuso, malos tratos, discriminación, explotación laboral, permanencia en recintos carcelarios u otros que afecten física o psicológicamente el futuro comportamiento del niño, niña o adolescente.

El ámbito del Derecho a la protección incluye derecho:

a. Frente a riesgos de cualquier tipo de violencia.

b. Frente a riesgos de explotación laboral infantil.

c. Frente a cualquier tipo de discriminación.

d. Frente a riesgos de privación de libertad.

Un punto de partida para iniciar el debate en esta temática es dimensionar esta problemática en todos sus ámbitos y niveles para ello es prioritario trabajar de manera consensuada en la generación de información sobre la incidencia de violencia en la INA tanto física, psicológica como sexual en los ámbitos familiar y extrafamiliar. En la medida que este paso no se concrete difícilmente podrán tomarse las medidas adecuadas que eviten o minimicen la generación de un posible "ciclo de violencia" en nuestra sociedad.

Ámbito Familiar: se observa que una gran proporción de la violencia es ejercida mediante castigos físicos: golpes en el cuerpo y, en menor proporción, gritos o prohibiciones, lo anterior muestra a la violencia física y psicológica como un medio de imponer disciplina. Si bien en hogares con mayor nivel de ingreso, mayor educación de los padres, y aquellos ubicados en el área urbana, la violencia es menor, es necesario velar por que la misma disminuya en todos los ámbitos y niveles, para tal efecto un instrumento que podría trabajarse es la emisión de una normativa que tipifique como delito el uso de la violencia y correspondientemente plantee mecanismos de penalización ante su empleo.

Datos pendientes:

Trabajo Infantil: posee alta incidencia en Bolivia, presentándose de manera casi generalizada en el sector rural por la organización familiar y las labores sobre las que descansa su actividad económica. Se ha visto que el trabajo infantil tiene determinantes económicos significativos, por cuanto los ingresos mensuales de los niños significan alrededor de 9% en niños más pequeños y 12% de  adolescentes entre 14 a 17 años, por tanto los  hogares perciben como importante la contribución de los niños en la generación de ingresos. Sin embargo, de no tomar medidas sobre la magnitud de este problema, sus consecuencias tanto en el presente como en el futuro, afectarán fuertemente la formación y desarrollo humano actual de la INA como su futura productividad.

3.- Desarrollo

Según la CDN, los Estados deben garantizar la supervivencia y el desarrollo de los niños y niñas en el máximo nivel posible. Especialmente en los primeros años de vida, el carácter integral del desarrollo se refiere a la influencia no únicamente de aspectos como el físico, sino también y de manera simultánea de la condición mental, lingüística, social, emocional y psicológica de la INA.

El ámbito del Derecho al desarrollo incluye derecho:

a. Al acceso a la educación inicial, primaria y secundaria.

b. A la permanencia en la educación primaria y secundaria.

c. Al estándar de vida adecuado para el desarrollo físico, intelectual, emocional y social.

En el área de Desarrollo, los avances reconocidos por el Comité están centrados en la promulgación de la Ley de la Reforma Educativa en 1994, la obligatoriedad y gratuidad de la enseñanza primaria y secundaria establecida en la Constitución Política del Estado, la creación del Bono Juancito Pinto orientado a reducir tasas de abandono y absentismo escolar y el Proyecto de Ley Educativa Avelino Siñani.

Las recomendaciones se enfocan en garantizar mayor acceso a educación primaria y secundaria mediante la gratuidad.

Educación inicial: La expansión de la matriculación en el nivel inicial requiere una acción decidida por parte de las autoridades, toda vez que el acceso a este servicio significa cerca de un cuarto de la población de 3 a 5 años de edad.  Las ventajas de intervenir en una etapa temprana del ciclo de vida, con estimulación y aprestamiento para la educación primaria podrían generar un beneficio extraordinario en el logro escolar.

Educación Primaria: Los logros educativos medidos por las tasas de término en la primaria presentan avances dignos de mencionarse en los últimos diez o quince años. La decisión del Estado boliviano de mejorar los niveles de educación de la INA y los programas de incentivo a la demanda educativa, determinaron avances en los derechos al desarrollo. A la fecha Bolivia está cerca de haber universalizado el acceso a la educación primaria, sin embargo, aún se presentan problemas en la permanencia escolar, las desigualdades surgen cuando las tasas de término al 8vo de primaria comienzan a ser menores en algunos departamentos y en hogares caracterizados por la pobreza o el idioma nativo en el que aprendieron a hablar o el nivel de educación de los padres es bajo.

Educación Secundaria: La desigualdad educativa se acentúa en la secundaria, de manera que tanto la matriculación de los adolescentes como las tasas de finalización del ciclo muestran brechas significativas.

4.- Participación

La participación e identidad de la INA se considera un derecho que contribuye a asegurar el cumplimiento de los otros derechos, y al mismo tiempo reafirma la condición de la INA sujeto y actor del desarrollo humano.

La CDN, en los artículos 12, 13, 15 y 16, establece que “…todo niño debe estar en condiciones de formarse un juicio propio, expresar su opinión libremente en todos los asuntos que lo afectan, teniéndose en cuenta sus opiniones en función a su edad y madurez”.

La Participación de la INA se considera un derecho "facilitador" que contribuye a asegurar el cumplimiento de los otros derechos.

Todo niño tiene derecho a la libertad de expresión que incluye la libertad de buscar, recibir y difundir información e ideas de cualquier naturaleza sin considerar fronteras, por medios impresos orales, escritos o cualquier otro, así como a la libertad de asociación y libertad de celebrar reuniones pacíficas. 

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
  • 32
  • 33
  • 34
  • 35
  • 36
  • 37
  • 38
  • 39
  • 40
  • 41
  • 42
  • 43
  • 44
  • 45
  • 46
  • 47
  • 48
  • 49
  • 50